Warning: set_time_limit() has been disabled for security reasons in /usr/home/sciroccoclub.com/web/wp-content/plugins/instagram-slider-widget/instaram_slider.php on line 23 Scirocco Mk3 1.4 160cv (2009) vs Scirocco GTX 1.8i 112cv (1988)

Este mes en la serie de reportajes “roccos” del Club Scirocco presentamos a una pareja de Barceloneses que además de compartir su vida juntos, también disfrutan de su afición común al mundo de las 2 y 4 ruedas.

Hornet y Sandy son socios del club y propietarios de dos Sciroccos, un MK2 GTX 1.8i de 112cv del año 88 normalmente conducido por Hornet, y un MK3 1.4 de 160cv manual de finales del 2009 que es el ojito derecho de Sandy. Ambos lucen impecables y bien cuidados en los distintos eventos y concentraciones que organiza el club tanto a nivel nacional como en su tierra, de ello se encargan sus dueños que no pierden la oportunidad de asistir siempre que tienen ocasión, ya que son fieles seguidores del club.

En el caso del MK2, fue adquirido con 219.000km y a pesar de tener algún arreglo de chapa por hacer, su estado general era bueno. Nada mas comprarlo, Hornet le hizo una revisión completa donde se sustituyó el aceite, filtros y casquillos del cambio entre otras cosas. Durante este tiempo, el coche ha ido sufriendo modificaciones orientadas a restaurar y poner a punto el vehículo, se han sustituido bomba de gasolina y prebomba, cables de bujías, sistema de frenos, limpiado mariposas de admisión, regulador de presión, copelas y cojinetes, retén del palier, rótula de dirección y otras muchas cosas. A día de hoy el rocco tiene la ITV en regla y va muy fino, ahora que ya esta casi listo de mecánica va a intentar el próximo objetivo que es pintarlo y dejarlo como nuevo.

El MK3 por su parte, tiene la suerte de estar bajo los cuidados de Sandy y es probablemente uno de los mejor conservados del Club Scirocco. Posee una pintura Blanco Candy y llantas Interlagos de Volkswagen de 18 pulgadas. Sandy ha realizado diversas modificaciones, pero siempre orientadas a conservar el aspecto original del coche, como la sustitución de los pedales originales de plástico por unos de aluminio, colocación del pomo del Scirocco R, sustitución del portavasos original por una guantera cerrada de mayor capacidad y colocación de leds que aportan un aspecto más moderno. A fecha de hoy este coche no ha dado ningún tipo de problema en sus más de 65.000 km, que ha realizado hasta el momento. En definitiva, tanto los coches como sus dueños son unos habituales de las concentraciones y contagian el espíritu scirocco allá donde van.